¿Cómo cuidar a un recién nacido?

Es lógico que los futuros papás se hagan esta pregunta. Los recién nacidos tienen características que hay que tener en cuenta para poder cuidarlos de forma adecuada.

Es lógico que los futuros papás se hagan la siguiente pregunta: ¿Cómo cuidar a un recién nacido?. Los recién nacidos tienen características que hay que tener en cuenta para poder cuidarlos de forma adecuada.

¿Cómo cuidar a un recién nacido? Su aspecto:

Los recién nacidos tienen circulación sanguínea lenta e inestable, por lo que es común que su piel tome un color rojo oscuro y presenten las manos y los pies azulados, sobre todo cuando las extremidades están frías. A menudo, se suele observar en lo recién nacidos un color amarillento, visible primero en la conjuntiva (la parte blanca del ojo) y luego en el resto del cuerpo. Esta característica se denomina “ictericia” y está relacionada con la inmadurez del hígado en lo primeros días de vida del niño, que hace que lo niveles de bilirrubina aumenten por encima de lo normal.

También es muy común observar manchas azules oscuras en las nalgas y espalda, que no tienen ninguna implicancia en la salud del bebé, y que desaparecen con el tiempo, aunque no es extraño que permanezcan por largos períodos (un año o más).

¿Cómo cuidar a un recién nacido?: Sus fontanelas

La cabeza del bebé puede estar moldeada sobre todo si el parto fue muy prolongado. Es muy común la forma alargada de la cabeza, aspecto que adquiere al pasar por el canal de parto. Algunas veces, los recién nacidos pueden tener céfalo hematomas, que son colecciones de sangre debajo del cuero cabelludo, causadas por el traumatismo del parto, y que se reabsorben solos con el tiempo.

Todos los recién nacidos presentan las fontanelas permeables. Las fontanelas se denominan habitualmente “molleritas” y son esas zonas blandas de la cabeza, donde no se palpa hueso, que se cierran cuando el bebé crece, aproximadamente al año de vida. Esta zona de la cabeza del bebé es muy frágil y se recomienda tratarla con mucho cuidado. Evitar las caídas y los golpes pero ¡no exagerar porque son resistentes! Por otra parte, también es importante la observación por parte de un profesional sobre la evolución de las fontanelas ya que determina el correcto desarrollo óseo del bebé.

¿Cómo cuidar a un recién nacido?: Sus sentidos

Pueden tener los ojos hinchados, las orejas dobladas y la nariz tapada por secreciones, características normales en lo primeros días de vida. El ojo del recién nacido es capaz de observar a 20 cm. de distancia, es muy sensible a la luz y ve en tres dimensiones. La capacidad de prestar atención a estímulos auditivos se desarrolla ya desde la semana 28 en la panza de la mamá. El bebé gira sus ojos y luego su cabeza en dirección al estímulo auditivo.

La respiración es rápida y variable. Sucede lo mismo con los latidos del corazón. Es muy común que presenten, ya sean varones o mujeres, sus pezones inflamados, e incluso que secreten algo de leche, debido a las hormonas que reciben de la mamá durante el embarazo y en la lactancia.

¿Cómo cuidar a un recién nacido? Su ombligo

El abdomen es habitualmente globuloso. Tienen restos de cordón umbilical que debe secarse y caerse en 5 a 15 días aproximadamente. Es habitual que los bebés tengan una hernia umbilical, ya que los músculos abdominales aún son débiles. Nuestras abuelas solían vendar o fajar al bebé para corregir esta condición. Sin embargo, no es necesario tomar ninguna acción, ya que las hernias se corrigen solas cuando el bebé fortalece sus músculos al sentarse y pararse.

Te puede interesar

Funcionamiento de los Bancos de células madre

Estudios recientes indican que en la sangre del cordón umbilical del recién nacido se encuentra gran cantidad de células madres, las cuales pueden servir, por ejemplo, para el tratamiento de muchas enfermedades.

Estudios recientes indican que en la sangre del cordón umbilical del recién nacido se encuentra gran cantidad de células madres, las cuales pueden servir, por ejemplo, para el tratamiento de muchas enfermedades. Por esa razón actualmente existen centros especializados en su recolección y son nombrados bancos de células madre.

Se llaman células madre o células progenitoras, Stem Cell o células troncales a las células que poseen la capacidad de crear todos los tejidos, órganos y sistemas del organismo y, que además, son capaces de dividirse indefinidamente.

Las células madre son obtenidas de la médula ósea, ubicada en el centro de algunos huesos, y son utilizadas en trasplantes para tratar enfermedades de la sangre y del sistema inmunológico como leucemias, linfomas, síndromes mielodisplásticos, talasemia, tumores de médula ósea, entre otros.

¿Cómo funcionan los bancos de células madre? Trato de enfermedades

De acuerdo a los estudios desarrollados, la utilización de las células madre provenientes del cordón umbilicalpermitiría el tratamiento de estas enfermedades evitando el riesgo de la incompatibilidad en el trasplante, ya que no es posible que sean rechazadas por el organismo cuando provienen del mismo individuo.

Por otro lado, si bien se encuentra en etapa experimental, los científicos prevén que la utilización de las células madre podrá ser la cura para enfermedades como la diabetes, la artrosis reumatoidea, el lupus eritematoso, la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer.

¿Qué países cuentan con este desarrollo científico?

Argentina, así como Estados Unidos, Inglaterra, España y en Latinoamérica México y Brasil, cuenta con empresas, tanto en el ámbito privado como en el ámbito público, que ofrecen el servicio de Bancos de células madre de cordón umbilical.

Empresas que son bancos de células madre

Las empresas privadas ofrecen un seguro biológico propio, una reserva de células madre particular para ser utilizadas cuando la persona lo necesite durante el transcurso de su vida o lo quiera donar a algún familiar directo con el que sea compatible.

En cuanto al ámbito público, el Hospital de Pediatría Profesor Dr. Juan P. Garraham, ofrece la posibilidad de donar la sangre del cordón umbilical para formar parte del Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical a disposición de las personas que la necesiten.

Como todo nuevo desarrollo científico existen posiciones divergentes en cuanto a la utilidad que un individuo particular le pueda dar a su propia reserva de células madre provenientes del cordón umbilical, pero la comunidad científica no niega la probada utilidad y el potencial que poseen las células madre.

Te puede interesar