Organizando el cumple de 2 añitos

Es increíble cómo ha pasado el tiempo: tu bebé ya cumple los dos años y se viene su segunda fiestita.

Aunque el primer cumpleaños ha quedado en el olvido, resulta muy excitante para tu nene de 2 años la idea de que se acerca la fecha especial de la que todos hablan. Es una buena idea sacar el tema unos días antes: decirle que falta poco para el gran día, explicarle que ahora tiene 1 año y que pronto va a tener 2.

A los chicos les gusta mucho que los adultos reconozcan sus logros. Verás con qué orgullo a partir de ahora irá agregando deditos a la mano cada vez que le pregunten “¿Cuántos años tienes?”.

¡Su fiestita!

Si tu niño no va todavía a un jardín y el festejo va a ser en casa, piensa que es una excelente oportunidad para iniciar su aprendizaje sobre los placeres y las formalidades de los festejos.
Es muy bueno festejar la llegada de cada invitado y tomarse un buen tiempo para abrir el regalo, mirarlo y agradecerlo. Esto no sólo funciona para enseñar buenos modales sino también para extender la satisfacción de ser el rey o la reina de la fiesta.

También es una buena oportunidad para continuar trabajando el concepto de compartir. Explícale que van a venir otros bebés y que puede mostrarles y prestarles sus juguetes.

Si la mayoría de los invitados son adultos, no pierdas de vista al cumpleañero por atenderlos. Cada tanto, controla que se llame la atención sobre alguna de sus gracias, para que sienta bien claro que es el o la protagonista del festejo.

Salidas infantiles

El bebé ya está en plena relación con el mundo a su alrededor: disfruta viendo gente, jugando con las personas y conociendo a otros niños. Es un momento pleno de descubrimientos que pueden alentar y compartir no sólo con él y con otras madres y sus niños.

Además de resultar más divertido para ustedes y sus amigas, verán que compartir estos momentos también significa compartir los gastos, y que eso redituará también favorablemente en su economía familiar.

Ya conocemos los dilemas de salir con un bebé pequeño: probablemente la salida termine antes de lo esperado, con lo cual no siempre resulta conveniente hacer grandes esfuerzos de producción previos, como comprar ticket para un gran y costoso espectáculo. Si es el caso de ustedes, y tienen amigos con los que comparten estas mismas situaciones de aprendizaje, propónganles algo divertido como organizar pequeñas funciones de títeres en casas. Así podrán reunirse ustedes, y divertirse tanto como los bebés de una manera cómoda (una casa equipada para la vida con un chiquito siempre es más confortable que un teatro, por ejemplo) y definitivamente más económica. Pueden organizar reuniones semanales o con la frecuencia que les resulte más adecuada e ir rotando los lugares de encuentro. Entre más mamás sean, mayores serán las posibilidades y el ahorro.

Otra opción son los cada vez más numerosos cafés con espacios para niños. Estos lugares les permiten reunirse con sus amigos y disfrutar del café y la charla, mientras los niños se divierten en un área con plaza blanda, pelotero, crayones para dibujar, supervisados en todo momento por personal especializado. Una gran ventaja es que suelen tener baños amplios y cómodos con cambiador para los más chiquitos.
Deben tener en cuenta siempre que la salida no debe ser muy larga y que lo mejor es planificarlas a la tarde, con su bebé bien comido.

Te puede interesar