Juegos para jugar con tu bebé

¡Es oficial! Tu pequeño está en movimiento y gran parte del tiempo tendrás que perseguirlo. Además de asegurarte de que se mueva por lugares sin ningún peligro, es necesario encontrar algunas actividades divertidas para que juegues con él. Hemos recopilado algunas de ellas que son muy fáciles y que puedes ejecutar usando cosas que ya tienes en la casa.

Estas son 10 sugerencias no sólo divertidas, sino que asegurarán que tu pequeño duerma mejor, por lo que es bueno tener estas sesiones de juego cuando tu bebé esté activo y motivado. Jugar justo antes de la siesta o cuando está cansado es probable que los sobre-estimule. Recuerda, tendrás que supervisarlo de cerca en todo momento.

Diez maneras de jugar activamente

1. Pintar remolinos

Equipo:

1. Yogur o pintura comestible

2. Una hoja grande de cartón

3. Colorante de alimentos

Instrucciones:

• Vierte parte del yogur sobre el cartón y muéstrale a tu pequeño cómo hacer remolinos

• Déjalos jugar con el yogur y mira el efecto esto crea en tu bebé.

• Añade colorante de alimentos para  darle un efecto visualmente estimulante.

2. Hora un rocío

Equipo:

1. Un atomizador

2. Una toalla

Instrucciones:

• Esta es una actividad perfecta para un día caluroso.

• Utilizando el atomizador de agua, dale un pequeño rocío a tu bebé.

• Mira la respuesta de tu bebé frente a eso. La mayoría de los bebés aman el chorro de agua por lo que querrá que los persigas para mojarlos.

• Permite que sostengan el atomizador y que te rocíen a ti.

• Juntos pueden hacer un juego de perseguir y mojarse mutuamente.

• Ten una toalla a la mano para secarse después.

3. Hora de hacer música

Equipo:

1. Ollas y sartenes

2. Cucharas de madera o espátulas resistentes

Instrucciones:

• Busca unas cuantas ollas y sartenes (preferentemente las viejas).

• Con tu pequeño en tus piernas y con las cucharas o las espátulas golpea los recipientes, primero lentamente y luego un poco más rápido.

• A continuación, jueguen con los sartenes. Esto lo familiarizará con la variación de los sonidos y el ritmo.

4. Carrera de obstáculos

Equipo:

1. Almohadas

2. Cajas de cartón (retire cualquier borde deshilachado o con  grapas)

3. Muebles tales como sillas, mesas de centro, etc.

Instrucciones:

• Haz una pista de obstáculos sencilla y deja que se arrastre sobre las almohadas, por dentro y alrededor de las cajas de cartón, a través de las patas de la silla y debajo de las mesas de centro. Es genial estimular sus habilidades motrices.

5. La persecución

Equipo:

1. Tú

Instrucciones:

• Esta es una gran edad para empezar a jugar a la persecución con tu bebé.

• Ya sea que estén gateando o empezando a caminar, es divertido perseguirlos y llenarnos de besos y abrazos.

• Tu también te animarás a perseguirlos ya que sabes que la recompensa es su cariño; También es una gran manera de gastar algo de su energía.

6. Hora de apilar.

Equipo:

1. Bloques de madera o juegos de tazas o cajas para apilar

Instrucciones:

• Apila algunos de los bloques y luego túmbalos suavemente.

• Coloca los bloques dentro de una caja y luego inclínalos.

• Permite que tu bebé te imite y anímalo también a apilar los bloques. Con esto, estás sentando las bases para el desarrollo de habilidades motoras finas.

7.El juego de halar y empujar

Equipo:

1. Una caja de mediana llena de juguetes

Instrucciones:

• Anima a tu pequeño a adoptar una posición de pie de tal forma que pueda empujar la caja sobre el suelo.

• Sujeta el otro lado de la caja firmemente y muévete con él lentamente por toda la habitación.

• Esto debería animarlos a caminar mientras empujan la caja.

• A medida que se vuelven más móviles, este juego puede volverse más rápido hasta que tu bebé esté corriendo alrededor de la habitación y empujando la caja sin ayuda.

8. lanzando balones

Equipo:

1.  Un balón grande como uno de fútbol o voleibol

Instrucciones:

• Cuando tu bebé ya sea activo, lánzale el balón girándolo sobre el suelo.

• Anímelos a devolverlo hacia ti o enviarlo a otro lugar de la habitación. De esta manera estarás ayudándolo con su coordinación mano-ojo.

9. Juego de la caja de cartón

Equipo:

1. Una caja de cartón grande (recuerda recortar cualquier borde afilado)

Instrucciones:

• Pon un par de sus juguetes favoritos en su interior para animarlos a entrar a explorar.

• Es posible que incluso desees recortar un agujero lo suficientemente grande para que puedan entrar y salir. De esa manera también pueden jugar "on ta bebé" y es una forma sencilla de introducir el concepto de interior y exterior.

10. El túnel del tren

Equipo:

1. Tu

Instrucciones:

• Cuando tu bebé esté gateando, ubícate frente a él con las piernas separadas.

• Anímalos a gatear bajo tus piernas y mientas lo hace has el sonido de un tren como "chu chu!" o el silbido.

• Puedes ayudarlo a aprender a gatear más rápido fingiendo que el túnel se cae a medida que pasa o alcánzalos para darles. Este es un muy buen juego para mejorar sus habilidades motoras. 

 

Te puede interesar

Aperitivos y algunas ideas de merienda

Los niños hasta los 10 años necesitan comer cada cuatro a seis horas (tal vez más) para asegurarse de que tienen suficiente energía. Sin embargo, ten en cuenta que masticar todo el día no es ideal....


Los niños hasta los 10 años necesitan comer cada cuatro a seis horas (tal vez más) para asegurarse de que tienen suficiente energía. Sin embargo, ten en cuenta que masticar todo el día no es ideal debido a la exposición continua de los dientes a los alimentos. Tu hijo debe comer comidas regulares que incluyan de dos a tres aperitivos al día. Los bocadillos son vitales para reducir el hambre, apoyar el crecimiento, mantener la energía y proporcionar nutrientes. De hecho, muchos niños (particularmente aquellos que están en guarderías) obtienen alrededor del 50% de sus requerimientos nutricionales de las comidas y bocadillos previos a la cena.

Asegúrate de que los bocadillos son tan nutritivos como las comidas, evita los alimentos excesivamente grasos y los alimentos o bebidas endulzadas (por ejemplo, jugos de fruta artificiales) que son densos de energía y pueden llenar un estómago pequeño. Darle leche después de un bocadillo y no antes, puede ser una buena idea. También puede ser útil tener frascos de aperitivos saludables en la nevera y la alacena para variar, por ejemplo, sultanas maduras, higos y albaricoques, elije una fruta cada día y varíalas. Otro aperitivo puede ser galletas integrales, arroz, centeno, incluso sin gluten. También puedes hacer lo mismo con panes, pan integral, pan de centeno, pan de avena y así sucesivamente. Estos alimentos se pueden almacenar y se mantendrán bien durante algún tiempo y se pueden combinar con fruta, yogur y otros alimentos frescos. Así, por ejemplo, un niño puede tener bocadillos compuestos de fresas, higos secos, pan integral y yogur natural un día. Luego manzanas, albaricoques secados al sol, galletas de centeno y queso al siguiente día, y así sucesivamente.

Las siguientes ideas se proporcionan con el fin de ayudarte a cumplir una de las directrices dietéticas más importantes, LA VARIEDAD. Algunas son para el hogar mientras que otras se pueden utilizar para las loncheras y las meriendas.

Ideas de aperitivos

Personalmente, me gusta ofrecer fruta y algo más sostener en cada bocado - por ejemplo, fruta y yogur, fruta y galletas saladas, fruta y queso. Los bocadillos pueden incluir:

• Palitos de frutas. 1-2 al día (de la sección de alimentos saludables con 100% de fruta solamente).

• Palitos de queso. 1-2 por día.

• Fruta (todos los frutos rojos son muy nutritivos, pero recuerda que la variedad es la clave).

• Galletas (arroz orgánico, centeno, sésamo y galletas de agua, especialmente los bajas en azúcar y sal).

• Galletas de algarrobo y alforfón.

• Galletas saludables sin azúcar.

• Un bagel con aguacate y/o queso crema

• Las uvas congeladas son un lujo fantástico en los días calurosos (rebanada por la mitad si te preocupa que se pueda atragantar.

• Lo mismo ocurre con los melones congelados, banano y naranja en cuartos.

• El yogur se puede congelar de forma segura como un gran aperitivo para el día o para cajas de almuerzo.

• Naranja pelada. Se puede envolver con la cáscara para lo que se mantenga fresca hasta que se coma.

• Galletas con queso crema.

• Falafels y salchichas vegetarianas.

• Panecillos integrales, bagels y muffins.

• Sultanas o higos naturalmente secados al sol (libres de dióxido de azufre y sin semillas).

• Muffins saludables, p. Aquellos que son orgánicos y altos en calcio; Hechos con fruta (higos y sultanas), harina integral y azúcar reducida. Normalmente los de la tienda orgánica y los de la sección saludable son a menudo nutritiva.

• Malteadas (con frutos rojos mixtos). este es uno de los bocadillos favoritos de mi hijo; También se puede congelar y dárselos congelados en el verano o en las fiestas.

• Tapioca mezclada con yogur natural y fruta en rodajas. Congela durante la noche para que pueda llevar en la lonchera.

• Bananos congelados con salsa de yogur de maracuyá.

• Cubos de helado casero rellenos con una mezcla de yogur natural y pulpa de fruta.

• Mini pizzas con aguacate, jamón, tomate, piña, etc.

• Panecillo integral cubierto con un poco de mantequilla.

Te puede interesar