El primer día del padre

En este hermoso caos de ser papás tu marido también merece su homenaje.

Al papá de tu bebé le llega su primer Día del Padre y todo queda en tus manos.

Si crees que los varones están muy por afuera o por encima de todas estas cosas que implican lágrimas, miradas tiernas, desenvolver paquetes y decir alguna frase con el corazón, tal vez estés un poquito errada. Si bien depende de cada personalidad, en muchos padres la paternidad contribuye a aflorar sentimientos.

Vida de a tres

Sabemos que los primeros meses de tu recién nacido en la casa suelen ser bastante estresantes para los miembros de la pareja. Y de los dos, el papá es quien más “torpe” y más alejado de la situación se siente. Acaba de conocer a la persona que estuvo durante nueve meses adentro de tu panza y que ahora se calma y se alimenta cuando toma de tu pecho. Su lugar no es nada fácil. Menos ahora que antes ya que los padres modernos, lejos de tomar distancia, desean participar.

Es por esto que este primer Día del Padre es una excelente oportunidad para demostrarle que pertenece a esta nueva comunidad de tres.

Busca un regalo especial, algo que no le regalarías para un cumpleaños, algo muy relacionado con su nuevo rol de papá, como por ejemplo una mochila para pasear al bebé. El sentido del humor y la ternura juegan un rol fundamental, una tarjeta en nombre de tu bebé puede emocionar al papá hasta las lágrimas.

¡Y no olvides preparar esa cena íntima que seguro se están debiendo hace rato!

Salidas infantiles

El bebé ya está en plena relación con el mundo a su alrededor: disfruta viendo gente, jugando con las personas y conociendo a otros niños. Es un momento pleno de descubrimientos que pueden alentar y compartir no sólo con él y con otras madres y sus niños.

Además de resultar más divertido para ustedes y sus amigas, verán que compartir estos momentos también significa compartir los gastos, y que eso redituará también favorablemente en su economía familiar.

Ya conocemos los dilemas de salir con un bebé pequeño: probablemente la salida termine antes de lo esperado, con lo cual no siempre resulta conveniente hacer grandes esfuerzos de producción previos, como comprar ticket para un gran y costoso espectáculo. Si es el caso de ustedes, y tienen amigos con los que comparten estas mismas situaciones de aprendizaje, propónganles algo divertido como organizar pequeñas funciones de títeres en casas. Así podrán reunirse ustedes, y divertirse tanto como los bebés de una manera cómoda (una casa equipada para la vida con un chiquito siempre es más confortable que un teatro, por ejemplo) y definitivamente más económica. Pueden organizar reuniones semanales o con la frecuencia que les resulte más adecuada e ir rotando los lugares de encuentro. Entre más mamás sean, mayores serán las posibilidades y el ahorro.

Otra opción son los cada vez más numerosos cafés con espacios para niños. Estos lugares les permiten reunirse con sus amigos y disfrutar del café y la charla, mientras los niños se divierten en un área con plaza blanda, pelotero, crayones para dibujar, supervisados en todo momento por personal especializado. Una gran ventaja es que suelen tener baños amplios y cómodos con cambiador para los más chiquitos.
Deben tener en cuenta siempre que la salida no debe ser muy larga y que lo mejor es planificarlas a la tarde, con su bebé bien comido.

Te puede interesar