Berrinches y disciplina, sugerencias y consejos

Es necesario que aprendas unos trucos sobre cómo educar a los niños contra berrinches.

La disciplina no necesita tener una connotación negativa y no debe ser una palabra que se confunda con el castigo. La disciplina para tu bebé y niño se trata de establecer normas claras de convivencia y enseñarles sobre qué comportamiento es aceptable y cuál no lo es. El castigo físico no se considera un buen método para disciplinar a un niño. Por el contrario, la comunicación eficaz es una estrategia mucho mejor y ayudará a desarrollar la autoestima de tu niño.

Aquí hay un par de puntos clave para recordar:

• Asegúrate de que tú y tu pareja han discutido el método. Es importante mostrar una posición unificada.

• Tu hijo tendrá que aprender cuáles son tus límites. Dale la oportunidad de encontrarlos y no esperes demasiado de ellos de acuerdo con su edad.

• Dile lo que esperas de él y recuérdaselo cuando sea necesario. Por ejemplo, cuando llegues al parque dile a tu niño: "no empujamos ni golpeamos a nuestros amigos del grupo".

• Prepárate para demostrar que respetas el punto de vista de los niños pequeños.

• Elije tus batallas. Esto significa elegir las cosas en la vida que son realmente importantes para ti y deja clara tu posición frente a ellas.

• Una vez que digas que vas a hacer algo para disciplinarlo, Hazlo. Por ejemplo, si tu niño se ha comportado inapropiadamente en el parque y tú le habías dicho que los llevarías a casa si lo hacía de nuevo, debes estar preparado para salir del parque como lo habías prometido.

• Sé consistente con las reglas. Un niño pequeño necesita saber dónde se aplican para darle sentido a una situación.

• Incluso desde una edad temprana puedes mostrarle a tu niño las consecuencias de sus acciones. Por ejemplo, si ponen sus juguetes en el piso, entonces deben ayudar a guardarlos.

• Lo más importante es el refuerzo positivo de los buenos comportamientos ya que es una herramienta de aprendizaje mucho mejor que las palabras negativas. Así que aliéntalo cuando haga bien las cusas y verás el increíble efecto que esto tiene.

Si sientes que estás teniendo problemas para establecer límites claros para tu niño, habla con tu pediatra para obtener apoyo y orientación.

Salidas infantiles

El bebé ya está en plena relación con el mundo a su alrededor: disfruta viendo gente, jugando con las personas y conociendo a otros niños. Es un momento pleno de descubrimientos que pueden alentar y compartir no sólo con él y con otras madres y sus niños.

Además de resultar más divertido para ustedes y sus amigas, verán que compartir estos momentos también significa compartir los gastos, y que eso redituará también favorablemente en su economía familiar.

Ya conocemos los dilemas de salir con un bebé pequeño: probablemente la salida termine antes de lo esperado, con lo cual no siempre resulta conveniente hacer grandes esfuerzos de producción previos, como comprar ticket para un gran y costoso espectáculo. Si es el caso de ustedes, y tienen amigos con los que comparten estas mismas situaciones de aprendizaje, propónganles algo divertido como organizar pequeñas funciones de títeres en casas. Así podrán reunirse ustedes, y divertirse tanto como los bebés de una manera cómoda (una casa equipada para la vida con un chiquito siempre es más confortable que un teatro, por ejemplo) y definitivamente más económica. Pueden organizar reuniones semanales o con la frecuencia que les resulte más adecuada e ir rotando los lugares de encuentro. Entre más mamás sean, mayores serán las posibilidades y el ahorro.

Otra opción son los cada vez más numerosos cafés con espacios para niños. Estos lugares les permiten reunirse con sus amigos y disfrutar del café y la charla, mientras los niños se divierten en un área con plaza blanda, pelotero, crayones para dibujar, supervisados en todo momento por personal especializado. Una gran ventaja es que suelen tener baños amplios y cómodos con cambiador para los más chiquitos.
Deben tener en cuenta siempre que la salida no debe ser muy larga y que lo mejor es planificarlas a la tarde, con su bebé bien comido.

Te puede interesar