Semana 8: La vista de tu bebé.

En esta etapa tu hijo ya es capaz de distinguir colores. Aprendamos a estimular un sentido que evoluciona y madura muy rápido

La vista es el medio por el cual tu bebé descubre todo el ambiente que lo rodea. Al nacer es el sentido menos maduro, es decir que no está igual de desarrollado que el nuestro. Por esta razón los recién nacidos tienen las siguientes características en cuanto a su visión:

  • No pueden enfocar bien los objetos.
  • Carecen de claridad para ver cosas lejanas.
  • Su agudeza visual es limitada.

Sin embargo, el recién nacido puede percibir cambios en la intensidad de la luz ya que distingue destellos y reflejos. ¡Por ejemplo cuando enciendes la luz de su cuarto que estaba totalmente a oscuras! Además, es capaz de ver objetos en una extensión de 20 a 30 centímetros y probablemente en una escala de blanco, negro y grises. Es, justamente, la distancia que separa su rostro del de su madre cuando lo amamanta o del padre cuando lo hace dormir, por ejemplo. ¡Qué bellas miradas!

Su evolución
El recién nacido también puede fijar puntos de contraste. La vista de tu bebé progresa muy rápidamente, por lo que a los tres meses será capaz de enfocar objetos igual que nosotros, los adultos.
Un mundo a colores
La percepción del color mejora en los primeros meses. Al comienzo no distinguían matices pero a partir de la semana 8, diferencian colores de todos los espectros. Los primeros meses prefiere los colores y tonos fuertes. Elijan juguetes, objetos y móviles que estimulen su vista y llamen su atención a partir de estas características, ¡Prueben con un trozo de tela gris y uno colorado y verán cual le llama la atención!
Sobre el color de sus ojos
Los bebés no suelen conservar el color de ojos que presentan al nacer. A esta altura verán que si tenían ojos claros se han ido oscureciendo un poco. En cambio, los ojos oscuros generalmente mantienen su color.

Te puede interesar

Todo lo que pasa al comienzo del embarazo

En este momento es difícil que ya sepas tu estado de embarazo. Recuerda que tu fecha probable de parto tiene en sí un error de más o menos 2 semanas y que no comienzas a notar la falta de la menstruación hasta 4 semanas después de iniciada la anterior.

En general, para una mujer es difícil saber si está embarazada en los primeros días ya que los tests de embarazo no detectan este estado inicial y no comienza a notar la falta de su menstruación hasta 4 semanas después de iniciado su período anterior, en parte por eso las fechas probables de parto tienen siempre un error de, más o menos, 2 semanas. Y por eso, lo más probable es que en la semana 1 de embarazo difícilmente sepas de tu estado. Es decir que, o estás leyendo esto en una etapa más avanzada en tu embarazo, o lo estás haciendo porque quieres concebir y tienes muchas dudas. Si esta esta última es la razón este artículo te ayudará a aclarar algunas cosas que pasan en la primera semana de tu embarazo. Ten en cuenta que no hablaremos de desarrollo embrionario ni de síntomas del embarazo en los primero días, porque como ya contamos antes prácticamente no existen.

Hablemos un poco sobre la menstruación en la 1ª semana de embarazo

La menstruación permite que el cuerpo de la mujer se prepare todos los meses para un eventual embarazo. Comienza el primer día del período y dura un promedio de 28 días. No obstante, algunos ciclos pueden durar aproximadamente entre 23 a 35 días, si eres irregular. No todos los ciclos menstruales de la mujer son iguales todos los meses.

Este proceso permite el desarrollo de gametos (óvulos) que preparan el cuerpo de la mujer para un futuro embarazo. Los gametos son células sexuales que permiten la fecundación.

Durante la menstruación el organismo femenino libera el endometrio, recubrimiento ensanchado del útero y sangre adicional, a través del canal vaginal. Este sangrado puede ser leve, moderado o abundante

¿Cuántas semanas dura un embarazo?

40 semanas; que inician oficialmente el primer día de tu último período menstrual. Esto quiere decir que en realidad comienza antes de la concepción. Cada semana debe calcularse de acuerdo con el primer día de tu último período menstrual, así como con tu edad gestacional. Si estás buscando la concepción sigue tu vida habitual en cuanto a tareas, ejercicios y dieta sana. Además recuerda ingerir tu dosis recomendada de ácido fólico.

Te puede interesar