¿Gripa y embarazo: cómo prevenir el virus?

Además de la inmunización, es muy importante proteger la salud integral de la mujer durante y después del embarazo.

La inmunización es muy importante para proteger la salud de forma integral durante y después del embarazo. Además de las vacunas, es importante que las embarazadas y las puérperas sigan una serie de consejos relacionados con el cuidado de los recién nacidos. La gripa y embarazo son cero compatibles, por esa razón sigue paso a paso los siguientes consejos.

Gripa y embarazo: Recomedaciones médicas

  • Las principales recomendaciones de los médicos son las siguientes:
  • En caso de haber mayor circulación y contagio del virus de la gripe, las embarazadas deben continuar con su control del embarazo intentando no concurrir a hospitales, sino a centros de atención primaria para evitar el contacto con ámbitos de circulación del virus.
  • Deben lavarse las manos regularmente y después de tocar objetos que pudieran estar contaminados como picaportes, manijas, etc. Además, deben lavarse apenas llegan al hogar para evitar el ingreso del virus a la casa.
  • Ante casos de fiebre y, más aún, ante la presencia de síntomas respiratorios, se debe consultar al obstetra. El paracetamol es el tratamiento de elección durante el embarazo.
  • La madre que presente síntomas de gripe o que tenga un diagnóstico de gripe, no debe interrumpir la lactancia pero debe lavarse las manos antes de tocar al niño, amamantarlo con barbijo y, el resto del tiempo, permanecer aislada del recién nacido.
  • Si el que tiene gripe es el bebé, se debe continuar con la lactancia porque la leche materna es una fuente única de defensas para el pequeño.
  • Lavar frecuentemente las manos de bebés y niños y todo elemento que el pequeño lleve regularmente a su boca como chupos, juguetes, mordillos.
  • En el caso de tener hermanos, se debe evitar que toquen los elementos del bebé para evitar la transmisión del virus.

Consulta en nuestro articulo calendario de vacunas algunas de los cuidados que necesita tu bebé.

Te puede interesar

Todo lo que pasa al comienzo del embarazo

En este momento es difícil que ya sepas tu estado de embarazo. Recuerda que tu fecha probable de parto tiene en sí un error de más o menos 2 semanas y que no comienzas a notar la falta de la menstruación hasta 4 semanas después de iniciada la anterior.

En general, para una mujer es difícil saber si está embarazada en los primeros días ya que los tests de embarazo no detectan este estado inicial y no comienza a notar la falta de su menstruación hasta 4 semanas después de iniciado su período anterior, en parte por eso las fechas probables de parto tienen siempre un error de, más o menos, 2 semanas. Y por eso, lo más probable es que en la semana 1 de embarazo difícilmente sepas de tu estado. Es decir que, o estás leyendo esto en una etapa más avanzada en tu embarazo, o lo estás haciendo porque quieres concebir y tienes muchas dudas. Si esta esta última es la razón este artículo te ayudará a aclarar algunas cosas que pasan en la primera semana de tu embarazo. Ten en cuenta que no hablaremos de desarrollo embrionario ni de síntomas del embarazo en los primero días, porque como ya contamos antes prácticamente no existen.

Hablemos un poco sobre la menstruación en la 1ª semana de embarazo

La menstruación permite que el cuerpo de la mujer se prepare todos los meses para un eventual embarazo. Comienza el primer día del período y dura un promedio de 28 días. No obstante, algunos ciclos pueden durar aproximadamente entre 23 a 35 días, si eres irregular. No todos los ciclos menstruales de la mujer son iguales todos los meses.

Este proceso permite el desarrollo de gametos (óvulos) que preparan el cuerpo de la mujer para un futuro embarazo. Los gametos son células sexuales que permiten la fecundación.

Durante la menstruación el organismo femenino libera el endometrio, recubrimiento ensanchado del útero y sangre adicional, a través del canal vaginal. Este sangrado puede ser leve, moderado o abundante

¿Cuántas semanas dura un embarazo?

40 semanas; que inician oficialmente el primer día de tu último período menstrual. Esto quiere decir que en realidad comienza antes de la concepción. Cada semana debe calcularse de acuerdo con el primer día de tu último período menstrual, así como con tu edad gestacional. Si estás buscando la concepción sigue tu vida habitual en cuanto a tareas, ejercicios y dieta sana. Además recuerda ingerir tu dosis recomendada de ácido fólico.

Te puede interesar