Las hemorroides en el embarazo

¿Sientes una molestia al sentarte, o cuando vas al baño? Posiblemente estés sufriendo de hemorroides, una enfermedad muy frecuente en las embarazadas, especialmente

¿Sientes una molestia al sentarte, o cuando vas al baño? Posiblemente estés sufriendo de hemorroides en el embarazo, una enfermedad muy frecuente en las embarazadas, especialmente después del segundo trimestre de tu gestación.
Las hemorroides consisten en una dilatación de las venas que se encuentran en la zona anal. En el caso de las mujeres con antecedentes, en el embarazo se pueden agravar.
La forma en la que se producen es muy similar al de las várices en otras partes de tu cuerpo. El crecimiento de tu bebé en tu panza puede comprimir la zona del recto evitando que la sangre de esta región vuelva al corazón. De esta forma la sangre retenida provoca una dilatación de las venas de esa zona, lo que produce la molestia. Cuando salen fuera del recto vas a notar un bulto suave, de un tamaño variable pero parecido al de una uva. También puedes experimentar picazón y un leve sangrado.

Tratamiento de las hemorroides en el embarazo

Por lo general, las hemorroides desaparecen solas pero puedes tomar algunas medidas para disminuir las molestias, como utilizar papel higiénico suave y sin perfume, hacerte baños de asiento con agua tibia o usar cremas específicas para su tratamiento, que no afectan en nada a tu bebé.
Para prevenirlas, es importante evitar la constipación. Para eso te recomendamos consumir suficiente agua y fibras en tu dieta, realizar actividad física aeróbica y ejercicios de Kegel y evitar estar mucho tiempo sentada o parada.
En algunos pocos casos las hemorroides pueden derivar en una complicación mayor, como la trombosis venosa. Si el dolor o la inflamación son muy importantes, consulta a tu médico.

Te puede interesar

Todo lo que pasa al comienzo del embarazo

En este momento es difícil que ya sepas tu estado de embarazo. Recuerda que tu fecha probable de parto tiene en sí un error de más o menos 2 semanas y que no comienzas a notar la falta de la menstruación hasta 4 semanas después de iniciada la anterior.

En general, para una mujer es difícil saber si está embarazada en los primeros días ya que los tests de embarazo no detectan este estado inicial y no comienza a notar la falta de su menstruación hasta 4 semanas después de iniciado su período anterior, en parte por eso las fechas probables de parto tienen siempre un error de, más o menos, 2 semanas. Y por eso, lo más probable es que en la semana 1 de embarazo difícilmente sepas de tu estado. Es decir que, o estás leyendo esto en una etapa más avanzada en tu embarazo, o lo estás haciendo porque quieres concebir y tienes muchas dudas. Si esta esta última es la razón este artículo te ayudará a aclarar algunas cosas que pasan en la primera semana de tu embarazo. Ten en cuenta que no hablaremos de desarrollo embrionario ni de síntomas del embarazo en los primero días, porque como ya contamos antes prácticamente no existen.

Hablemos un poco sobre la menstruación en la 1ª semana de embarazo

La menstruación permite que el cuerpo de la mujer se prepare todos los meses para un eventual embarazo. Comienza el primer día del período y dura un promedio de 28 días. No obstante, algunos ciclos pueden durar aproximadamente entre 23 a 35 días, si eres irregular. No todos los ciclos menstruales de la mujer son iguales todos los meses.

Este proceso permite el desarrollo de gametos (óvulos) que preparan el cuerpo de la mujer para un futuro embarazo. Los gametos son células sexuales que permiten la fecundación.

Durante la menstruación el organismo femenino libera el endometrio, recubrimiento ensanchado del útero y sangre adicional, a través del canal vaginal. Este sangrado puede ser leve, moderado o abundante

¿Cuántas semanas dura un embarazo?

40 semanas; que inician oficialmente el primer día de tu último período menstrual. Esto quiere decir que en realidad comienza antes de la concepción. Cada semana debe calcularse de acuerdo con el primer día de tu último período menstrual, así como con tu edad gestacional. Si estás buscando la concepción sigue tu vida habitual en cuanto a tareas, ejercicios y dieta sana. Además recuerda ingerir tu dosis recomendada de ácido fólico.

Te puede interesar