La acidez en el embarazo

¿Sientes una sensación de quemazón que asciende por el medio de tu pecho llegando a veces incluso hasta tu garganta? Si es así, estás experimentando acidez o pirosis, un síntoma muy frecuente durante el embarazo.

¿Sientes una sensación de quemazón que asciende por el medio de tu pecho llegando a veces incluso hasta tu garganta? Si es así, estás experimentando acidez en el embarazo o pirosis, un síntoma muy frecuente durante la gestación.

Esta sensación se produce por el paso de los ácidos naturales del estómago hacia el esófago. Es muy normal que la sientas especialmente al acostarte, toser, agacharte; pudiendo ser más fuerte cuando levantas peso o vas al baño.

Causas de la acidez en el embarazo

Si bien no es exclusiva de las embarazadas, la acidez en el embarazo es muy frecuente por dos razones:

Por un lado, al crecer tu bebé en tu panza va creando un poco de presión en el abdomen, lo que facilita que los ácidos gástricos suban.

Por otro lado, las alteraciones hormonales pueden producir que la parte muscular que separa el esófago del estómago (cardias) sea menos firme, lo cual sumado al aumento de la presión favorece el pasaje del contenido del estómago hacia el esófago y así se produce la sensación de acidez. Este reflujo gastro-esofágico puede incluso producir la aparición de alimentos en tu boca sin que haya esfuerzo de vómito.

En general a pesar de su frecuencia no requiere que tomes mayores medidas para ser controlado y raramente es una complicación grave del embarazo. Lo puedes combatir utilizando almohadas para dormir, levantando aproximadamente 20 cm la cabecera de tu cama, no usando ropas ajustadas y acostándose después de 2 hs de tu última comida.

En caso de que esta sensación sea muy fuerte podrías necesitar tomar algún antiácido, pero estos siempre deben ser recetados primero por tu médico.

Te puede interesar

Todo lo que pasa al comienzo del embarazo

En este momento es difícil que ya sepas tu estado de embarazo. Recuerda que tu fecha probable de parto tiene en sí un error de más o menos 2 semanas y que no comienzas a notar la falta de la menstruación hasta 4 semanas después de iniciada la anterior.

En general, para una mujer es difícil saber si está embarazada en los primeros días ya que los tests de embarazo no detectan este estado inicial y no comienza a notar la falta de su menstruación hasta 4 semanas después de iniciado su período anterior, en parte por eso las fechas probables de parto tienen siempre un error de, más o menos, 2 semanas. Y por eso, lo más probable es que en la semana 1 de embarazo difícilmente sepas de tu estado. Es decir que, o estás leyendo esto en una etapa más avanzada en tu embarazo, o lo estás haciendo porque quieres concebir y tienes muchas dudas. Si esta esta última es la razón este artículo te ayudará a aclarar algunas cosas que pasan en la primera semana de tu embarazo. Ten en cuenta que no hablaremos de desarrollo embrionario ni de síntomas del embarazo en los primero días, porque como ya contamos antes prácticamente no existen.

Hablemos un poco sobre la menstruación en la 1ª semana de embarazo

La menstruación permite que el cuerpo de la mujer se prepare todos los meses para un eventual embarazo. Comienza el primer día del período y dura un promedio de 28 días. No obstante, algunos ciclos pueden durar aproximadamente entre 23 a 35 días, si eres irregular. No todos los ciclos menstruales de la mujer son iguales todos los meses.

Este proceso permite el desarrollo de gametos (óvulos) que preparan el cuerpo de la mujer para un futuro embarazo. Los gametos son células sexuales que permiten la fecundación.

Durante la menstruación el organismo femenino libera el endometrio, recubrimiento ensanchado del útero y sangre adicional, a través del canal vaginal. Este sangrado puede ser leve, moderado o abundante

¿Cuántas semanas dura un embarazo?

40 semanas; que inician oficialmente el primer día de tu último período menstrual. Esto quiere decir que en realidad comienza antes de la concepción. Cada semana debe calcularse de acuerdo con el primer día de tu último período menstrual, así como con tu edad gestacional. Si estás buscando la concepción sigue tu vida habitual en cuanto a tareas, ejercicios y dieta sana. Además recuerda ingerir tu dosis recomendada de ácido fólico.

Te puede interesar