El dolor de abdomen en el embarazo

A medida que avanza tu embarazo, aumentan las molestias generadas por el aumento de peso y la preparación de tu cuerpo para el parto. Es el caso de este síndrome, que consiste en un conjunto de dolores y molestias en el sector inferior del tronco.

A medida que avanza la gestación, aumentan las molestias generadas por el aumento de peso, la preparación de tu cuerpo para el parto y con él, el dolor de abdomen en el embarazo. Es el caso de este síndrome, que consiste en un conjunto de dolores y molestias en el sector inferior del tronco.

Los síntomas del síndrome abdomino-pelviano o dolor de abdomen en el embarazo son:

  • Dolor por arriba del pubis.
  • Dolor en la región lumbar y sacra (espalda baja).
  • Impotencia muscular más o menos importante, que llevan a adquirir la denominada “marcha de pato” al caminar.


Estos síntomas se ven frecuentemente en el tercer trimestre del embarazo y obedecen a una causa común. La separación de ambos huesos del pubis como parte de los cambios preparatorios para el parto lleva al corrimiento de otras articulaciones de la pelvis, con el consiguiente trastorno doloroso.


El tratamiento puede requerir medicación por boca, inyecciones en la articulación con fármacos antiinflamatorios o incluso el vendaje compresivo de la pelvis. Las molestias mejoran luego del parto en un tiempo variable.


Hay que distinguir estos dolores de otros trastornos dolorosos del abdomen bajo que pueden estar relacionados con complicaciones del embarazo. Por eso, es necesario que ante la aparición de estos síntomas consultes a tu médico a fin de confirmar el diagnóstico y evaluar las mejores medidas para paliar la situación.

Te puede interesar

Todo lo que pasa al comienzo del embarazo

En este momento es difícil que ya sepas tu estado de embarazo. Recuerda que tu fecha probable de parto tiene en sí un error de más o menos 2 semanas y que no comienzas a notar la falta de la menstruación hasta 4 semanas después de iniciada la anterior.

En general, para una mujer es difícil saber si está embarazada en los primeros días ya que los tests de embarazo no detectan este estado inicial y no comienza a notar la falta de su menstruación hasta 4 semanas después de iniciado su período anterior, en parte por eso las fechas probables de parto tienen siempre un error de, más o menos, 2 semanas. Y por eso, lo más probable es que en la semana 1 de embarazo difícilmente sepas de tu estado. Es decir que, o estás leyendo esto en una etapa más avanzada en tu embarazo, o lo estás haciendo porque quieres concebir y tienes muchas dudas. Si esta esta última es la razón este artículo te ayudará a aclarar algunas cosas que pasan en la primera semana de tu embarazo. Ten en cuenta que no hablaremos de desarrollo embrionario ni de síntomas del embarazo en los primero días, porque como ya contamos antes prácticamente no existen.

Hablemos un poco sobre la menstruación en la 1ª semana de embarazo

La menstruación permite que el cuerpo de la mujer se prepare todos los meses para un eventual embarazo. Comienza el primer día del período y dura un promedio de 28 días. No obstante, algunos ciclos pueden durar aproximadamente entre 23 a 35 días, si eres irregular. No todos los ciclos menstruales de la mujer son iguales todos los meses.

Este proceso permite el desarrollo de gametos (óvulos) que preparan el cuerpo de la mujer para un futuro embarazo. Los gametos son células sexuales que permiten la fecundación.

Durante la menstruación el organismo femenino libera el endometrio, recubrimiento ensanchado del útero y sangre adicional, a través del canal vaginal. Este sangrado puede ser leve, moderado o abundante

¿Cuántas semanas dura un embarazo?

40 semanas; que inician oficialmente el primer día de tu último período menstrual. Esto quiere decir que en realidad comienza antes de la concepción. Cada semana debe calcularse de acuerdo con el primer día de tu último período menstrual, así como con tu edad gestacional. Si estás buscando la concepción sigue tu vida habitual en cuanto a tareas, ejercicios y dieta sana. Además recuerda ingerir tu dosis recomendada de ácido fólico.

Te puede interesar