Parto de embarazo múltiple

El parto múltiple es más complejo que uno de un solo bebé pero si el embarazo fue controlado en forma sistemática por médicos especializados, la mayoría de las posibles complicaciones pueden ser previstas con anticipación.

El parto de embarazo múltiple es más complejo que uno de un solo bebé pero si el embarazo fue controlado en forma sistemática por médicos especializados, la mayoría de las posibles complicaciones pueden ser previstas con anticipación.

La forma en que el parto será resuelto depende de varios factores tales como la cantidad de bebés que van a nacer, la posición fetal en que se encuentra cada uno de ellos, la edad gestacional y el estado de salud de la mamá y sus bebés.

¿Cómo es un parto de embarazo múltiple?

  • Un parto múltiple es atendido por un equipo médico más numeroso que un parto único, de modo que lo más probable es que transcurra en el quirófano y no en la sala de parto.

En ese ámbito los médicos cuentan con todo lo necesario para atender cualquier imprevisto que pueda presentarse.

  • En los partos múltiples suelen participar, además del obstetra y la obstétrica, un anestesista y un neonatólogo que examine a los bebés en el momento del nacimiento.
  • Un dato importante es que cuando se espera más de un bebé no es aconsejable planificar un parto domiciliario.
  • Es probable que durante el parto estés conectada a un monitor fetal para que el médico pueda controlar el progreso de cada bebé.
  • En un embarazo de mellizos por lo general los bebés son más pequeños y pesan menos que un bebé que no tuvo que compartir el espacio del útero durante el embarazo. Esto facilita su nacimiento por vía vaginal.
  • El intervalo entre el nacimiento de un bebé y otro en un parto normal es habitualmente inferior a una hora. En caso de que sea necesario practicar una cesárea los bebés nacerán a intervalos de unos pocos minutos.
  • Un tercio de todos los embarazos múltiples nacen en forma prematura. Si el parto se adelanta, los bebés serán controlados al detalle para detectar posibles signos de sufrimiento.

Algunos bebés prematuros necesitan ser trasladados de inmediato a la unidad de cuidados intensivos para recibir atención especial.

Te puede interesar

Complicaciones frecuentes de un parto múltiple

Como en cualquier parto, en uno múltiple algunas de las complicaciones que pueden presentarse pueden ser previstas y otras no. Pero lo importante es que tu médico sabe cómo tratarlas.

En un parto múltiple algunas de las complicaciones que pueden presentarse pueden ser previstas y otras no. Pero lo importante es que tu médico sabe cómo tratarlas y que tu tengas el conocimiento de ellas. Recuerda que en el tercer trimestre de tu embarazo se considera alto riesgo.

Las complicaciones más frecuentes en un parto múltiple son

• Bebés mal colocados (la posición fetal).

Mediante la ecografía el médico conoce esta información de antemano y puede prever las acciones necesarias.

• Dilatación más lenta.

En un embarazo múltiple la matriz está más distendida y los músculos del útero pierden flexibilidad, por lo que las contracciones pueden ser menos intensas y la dilatación más lenta.

• Cordón umbilical enredado.

Esta situación se da cuando los bebés comparten bolsa. Frente a ello, los médicos practican una cesárea para evitar el sufrimiento de los bebés, evitando la pérdida de tiempo fundamental para ese alumbramiento.

• Compresión de cordón umbilical.

Cuando el cordón se adelanta a la presentación del segundo bebé hay peligro de que el cordón quede comprimido y el bebé no reciba suficiente oxígeno. En este caso será necesario practicar una cesárea.

• Desprendimiento de placenta.

Si ocurre esto después del nacimiento del primer bebé será necesario extraer inmediatamente al otro bebé para prevenir posibles síntomas de sufrimiento.

• Retención de placenta.

El médico puede solucionar esto realizando un alumbramiento manual.

• Hemorragia posparto.

Se produce cuando el útero está muy dilatado y no puede contraerse. Se soluciona con medicación.

Te puede interesar