Bolsos maternales: lo que debes llevar para el hospital

Ya pasó el tiempo y falta poco para que nazca tu bebé. La mejor manera de pasar esta última etapa es permaneciendo tranquila y relajada. Para ello, te va a ayudar saber que tienes todo preparado para cuando llegue el gran momento.

Ya pasó el tiempo y falta poco para que nazca tu bebé. La mejor manera de pasar esta última etapa es permaneciendo tranquila y relajada. Para ello, te va a ayudar saber que tienes todo preparado para cuando llegue el gran momento, lo que debes llevar en los bolsos maternales.

¿Qué debes llevar al hospital en los bolsos maternales?

Para presentar en el momento de la admisión:

  • Últimos exámenes médicos
  • Documento de identidad
  • Documentación cobertura médica

Para el trabajo de parto:

  • Libro y/o música que te guste: para relajarte durante el trabajo de parto o luego del nacimiento.
  • Teléfono celular: para avisar a tu familia, contar la buena nueva, etc.
  • Cámara de fotos, rollos y/o filmadora: para registrar estos momentos.
  • Set de tocador con todos tus elementos para el cuidado y belleza personal.

Para el posparto:

  • 2 camisones cómodos: deben ser holgados, y si tienen las aberturas para amamantar, mejor.
  • Sostén para amamantar: de un buen tamaño, ya que tus senos se llenarán de leche unos días después del parto.
  • Protectores mamarios: son discos absorbentes que se ponen entre el pezón y el corpiño para proteger tu ropa de posibles derrames.
  • Apósitos posparto: para el leve sangrado que ocurre luego del parto.
  • Bombacha alta o trusa: algunos la recomiendan para sujetar bien la panza luego del parto.
  • Para tu bebé:
  • Pañales para recién nacido.
  • Toallitas húmedas para recién nacido.
  • 3 Conjuntitos de ropa.
  • Batitas.
  • 1 Mantita.
  • 1 gorrito.

Recuerda que esta lista es solo una ayuda básica sobre esas cositas para el bebé y para ti, pero puedes requerir de adicionales dependiendo de tu estado de salud o tu tipo de parto. No olvides seguir tu instinto de madre, él no falla.

Te puede interesar

Complicaciones frecuentes de un parto múltiple

Como en cualquier parto, en uno múltiple algunas de las complicaciones que pueden presentarse pueden ser previstas y otras no. Pero lo importante es que tu médico sabe cómo tratarlas.

En un parto múltiple algunas de las complicaciones que pueden presentarse pueden ser previstas y otras no. Pero lo importante es que tu médico sabe cómo tratarlas y que tu tengas el conocimiento de ellas. Recuerda que en el tercer trimestre de tu embarazo se considera alto riesgo.

Las complicaciones más frecuentes en un parto múltiple son

• Bebés mal colocados (la posición fetal).

Mediante la ecografía el médico conoce esta información de antemano y puede prever las acciones necesarias.

• Dilatación más lenta.

En un embarazo múltiple la matriz está más distendida y los músculos del útero pierden flexibilidad, por lo que las contracciones pueden ser menos intensas y la dilatación más lenta.

• Cordón umbilical enredado.

Esta situación se da cuando los bebés comparten bolsa. Frente a ello, los médicos practican una cesárea para evitar el sufrimiento de los bebés, evitando la pérdida de tiempo fundamental para ese alumbramiento.

• Compresión de cordón umbilical.

Cuando el cordón se adelanta a la presentación del segundo bebé hay peligro de que el cordón quede comprimido y el bebé no reciba suficiente oxígeno. En este caso será necesario practicar una cesárea.

• Desprendimiento de placenta.

Si ocurre esto después del nacimiento del primer bebé será necesario extraer inmediatamente al otro bebé para prevenir posibles síntomas de sufrimiento.

• Retención de placenta.

El médico puede solucionar esto realizando un alumbramiento manual.

• Hemorragia posparto.

Se produce cuando el útero está muy dilatado y no puede contraerse. Se soluciona con medicación.

Te puede interesar